El papa se adelanta a Reyes: visitó un hospital de niños

El sumo pontífice visitó un hospital cerca de Roma y dio una sorpresa a los chicos y chicas internados, un día antes de la celebración de Reyes.

Cada 6 de enero los chicos del mundo están ansiosos esperando a los Reyes Magos. Dejar calzado, agua y pasto para los camellos y esperar al otro día regalos es una tradición ya histórica.

Hay muchos jóvenes que por distintas razones viven esta fecha de modo especial. Lamentablemente muchos no encuentran ningún obsequio. Muchos otros lo que tienen alrededor es violencia cotidiana.

Y hay otros tantos que por cuestiones de salud pasan sus días en un hospital. Para ellos es fundamental recibir alegrías y acompañamiento, no tanto material como afectivo, por su situación delicada.

En Palidoro, a 30 km de Roma, muchos jóvenes recibieron una sorpresa: la visita del papa Francisco.

El sumo pontífice se acercó al Hospital Bambino Gesú (Niño Jesús) de Palidoro, en la provincia de Fiumicino, Italia.

Uno por uno fue saludando a los menores internados y regalándoles su oído y su mensaje.

Lo mismo hizo con los padres de ellos, compartiendo fuerzas, impulsando a no perder la fe y la esperanza y alentando a apostar por la vida.

Obviamente los médicos, enfermeras y todo el personal del centro sanitario no quedó afuera y también formó parte de esta visita especial.

El Hospital Bambino Gesú (Niño Jesús) también es llamado “el hospital del papa” y no solamente está presente en Italia, sino también en otros países donde la atención a jóvenes vulnerables se vuelve urgente.

Otros Artículos

Educación
Educación: ¿por qué tiene que ser prioridad?
Los argentinos ven a la educación como cuarta preocupación principal, según una encuesta. ¿Por qué no está primera si es la solución de las otras?
Jóvenes y Mundo
¿Cuánto conocemos a los jóvenes?
Millennials y Centennials plantean desafíos y tienen un acercamiento propio al mundo. ¿Cuánto sabemos de ellos?
Educación
Menos armas. Más lápices. Más libros
3 de cada 10 jóvenes en zonas de conflictos son analfabetos. Los hacen entrar en una guerra cuando deberían estar en una escuela o participar de un juego.