El boletín más importante es el de la vida

Según UNESCO, millones de estudiantes no alcanzan un nivel mínimo de lectura ni en matemáticas. La única fórmula es “Educación = cantidad + calidad”.

El Instituto de Estadísticas de la UNESCO reveló datos correspondientes a la educación en el mundo, en los cuales América Latina y el Caribe mejoraron varios índices pero aún tienen desafíos pendientes.

Este organismo de la ONU dio a conocer cifras referidas a la cantidad de chicos y chicas escolarizados en el planeta y cuál es la proyección de acá a futuro. El marco del análisis es el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 4, la meta educativa hacia 2030.

Además de la cantidad, UNESCO también dio a conocer referencias sobre la calidad educativa. En ese plano fue contundente: más de la mitad de los egresados de secundaria de América Latina y el Caribe no tienen los niveles mínimos de comprensión lectora.

En matemáticas las cifras no son mucho más alentadoras.

Estudiantes sin nivel mínimo de comprensión lectora (por región)

14 % América del Norte y Europa

31 % Este y sudeste Asiático

36 % América Latina y el Caribe

57 % Asia occidental y África del norte

88 % África subsahariana

La lectura en América Latina y el Caribe

Más de la mitad de los jóvenes que terminan la secundaria en esta región no alcanzan un umbral mínimo de capacidad lectora.

19 millones son los chicos y chicas en esa situación

36 % adolescentes actualmente escolarizados que no tiene nivel adecuado de capacidad de comprensión lectora

26 % en el caso de los chicos con edad de primaria

Las cuentas no dan

52 % de los jóvenes de la región no llegan a un nivel de suficiencia en matemáticas.

62 % en el caso de los alumnos de secundaria

46 % entre todos los de primaria

 

Los tiempos cambian, la educación debería

Frente a esta situación, Silvia Montoya, directora del Instituto de Estadísticas de la Unesco, plantea que hay una “nueva definición de analfabetismo”.

“Carecer de comprensión lectora es una especie de discapacidad o de incapacidad para poder insertarse en la sociedad, poder votar y entender las propuestas de los candidatos, poder tener entendimiento de los propios derechos y deberes como ciudadano. Me parece que afecta todas las dimensiones”, afirma categóricamente.

La buena noticia: según UNESCO, América Latina y el Caribe es una de las regiones con mayores índices en cuanto a alcance de la educación y de las que más mejoró en los últimos años.

Sin embargo, en cuanto a calidad todavía hay cuentas pendientes. Hay múltiples factores que entran en juego, como políticas públicas, situación de la infraestructura, la vida cotidiana y familiar de los alumnos, la formación docente.

“Un chico que ingresa el año próximo a la sala de tres estará terminando el secundario en la década de 2030”, señalan Alejandra Cardini y Belén Sánchez, del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec).

Más claro echarle agua. En 2030 muchas cosas serán distintas a hoy 2017. El mundo cambia constantemente, si la educación no acompaña ese cambio millones de jóvenes van a quedar vulnerables frente a la vida.

Learning for Life y la experiencia del Instituto Speroni, de La Plata , pueden ser dos tirones de orejas para repensar qué y cómo es la educación que necesitan los jóvenes.

 

Otros Artículos

Deporte y Vida Saludable
Por los jóvenes vivió su segunda carrera solidaria
A las 8 de la mañana fue la largada en Vicente López. Cientos de jóvenes y familias disfrutaron de la carrera solidaria por los jóvenes.
Deporte y Vida Saludable
El deporte es oportunidad: el caso de SPAL
SPAL es un club salesiano creado para los jóvenes más vulnerables. Este año hizo historia: alcanzó la máxima categoría del fútbol italiano.
Educación
Sistema preventivo: educar para sembrar oportunidad
Regar en cada joven las potencialidades que tiene y darle la oportunidad de conocerlas y expresarlas. Una fórmula educativa para cualquier ámbito.