9 beneficios de que los chicos hagan deporte

El entrenamiento y las actividades recreativas aportan múltiples ventajas para la salud y la personalidad, por eso es importante fomentarlo desde temprano.

El deporte es una herramienta que ayuda a la integración, la inclusión y la formación de la personalidad, además de permitirnos llevar una vida sana.

Si se fomenta desde joven se vuelve un hábito y los beneficios van a perdurar a lo largo de la vida. ¿Cuáles son 9 aportes de hacer una actividad recreativa?

 

  • Cuidado del cuerpo

    Evitar el sedentarismo ayuda a mejorar la salud en todos sus aspectos. No sólo sirve para mantener la figura, si no que trae beneficios para el corazón, la circulación sanguínea, el sistema respiratorio y hasta en el trabajo del cerebro, gracias a liberar el estrés y no tener “la cabeza hecha un nudo”.

  • Tener una meta

    Reconocer un objetivo es lo que nos hace avanzar en cualquier actividad. Seguir una meta implica tener motivación para alcanzarla y buscar mejorarse todo el tiempo. El objetivo en un deporte puede ayudar a proyectar objetivos personales en la vida y a no quedarse quietos para cumplirlos. Esto también implica intentar superarse día a día.

  • Responsabilidad

    Para alcanzar los objetivos es necesario tomárselos en serio. Si un equipo quiere ganar un torneo, no puede entrenar una vez por semana, salir de fiesta todos los días o llenarse de comida chatarra. La responsabilidad radica tanto en las pautas del propio deporte como en la alimentación y el descanso. También es la capacidad de tomar decisiones y luego hacerse cargo de ellas. Los juegos y el deporte en los chicos ayuda a entrenar ese músculo de decidir y, aún fallando, poder reconocerlo y pensar cómo se podría hacer mejor, sin que eso signifique una deshonra o un desastre.

  • Compromiso y respeto a las normas

    De la mano de la responsabilidad están el compromiso y el respeto. El compromiso es lo que nos hará superarnos día a día y alcanzar las metas planteadas. Si ese mismo equipo quiere ganar el torneo no puede entrenar bien y cuidarse dos semanas y las siguientes dos hacer todo lo contrario. Pero si no se respetan las normas de nada servirá. Estoy jugando al fútbol, la pelota está por tomarla el arquero, me tiro y llego a tocarla con la punta de los dos. La pelota toca la red y es gol. Compromiso no faltó, si hasta me arrojé por lograrlo. Pero es anulado porque fue con la mano, entonces de qué vale eso. El deporte es un ámbito recreativo donde el joven se acostumbra a seguir unas reglas, con sanciones leves, moderadas y apropiadas.

  • Creatividad

    ¿Qué es lo que puede marcar la diferencia? La creatividad. El deporte plantea desafíos constantes, incluso de microsegundos. En un partido de básquet un jugador recibe el balón y un rival llega a marcarlo. En ese segundo debe pensar cómo resolver: tirar al aro, intentar una jugada personal, buscar a un compañero más libre. Más aún si está a un segundo de la chicharra. Obviamente cuanto más sorprenda con su decisión y menos previsible sea para el equipo contrario, más posibilidades de anotar tendrá. Eso ocurre todo el tiempo en cualquier deporte y juego. Y así también es en la vida. La creatividad es lo que nos permite resolver las situaciones que se nos presentan con éxito.

  • Trabajo en equipo

    Sobre todo en los deportes en conjunto, aunque no hay muchos que requieran de sólo una persona (hasta tenis o boxeo necesitan del trabajo de un entrenador, por ejemplo). Los jóvenes aprenden a entender que el esfuerzo es colectivo y que sólo así se pueden lograr cosas. En el ejemplo del básquet, si al que tiene la pelota le tapan el camino y hay un compañero sólo al lado del aro, ¿qué le conviene hacer para que anote su equipo? A partir de allí el estar atento al otro, el compartir y el “salir del propio ombligo” se va a hacer casi instintivo.

  • Tolerancia a la frustración

    Así como la responsabilidad implica poder decidir y fallar sin graves consecuencias, el deporte y el juego permite que perder sea un aprendizaje. Un error o una derrota generan las ganas de revancha y la capacidad de reconocerlo para no cometerlo la próxima. Y pensándolo, ¿cuántas cosas en la vida son, justamente, “de vida o muerte”? Nos damos cuenta de que ninguna. Por lo que una decisión equivocada no es un fracaso, sino el desafío personal de superarse.

  • Autoestima

    Lo anterior es lo que permitirá fortalecer la autoestima. La práctica del deporte y los juegos también ayudan a moldear la personalidad y a darnos cuenta de nuestras capacidades. A medida que pasan los años vamos exigiendo un poquito más, lo que nos permite ver cómo nos vamos superando. La autoestima es también la capacidad de encontrar los defectos y poder aceptarlos, sabiendo que todos los tenemos. El deporte va a hacer que el joven se sienta bien consigo mismo y eso no queda ahí, sino que lo constituye frente a cualquier cosa que haga en la vida.

  • Prevención

    El deporte es un camino que lleva al crecimiento sano, tanto de salud como a nivel personal. Por eso es una de las grandes herramientas para evitar decisiones o situaciones que puedan perjudicar al chico. Las energías y las “malas vibras”, cuando se descargan jugando, no estarán disponibles para descargarlas en otra cosa, como algún vicio.

Otros Artículos

Deporte y Vida Saludable
Por los jóvenes vivió su segunda carrera solidaria
A las 8 de la mañana fue la largada en Vicente López. Cientos de jóvenes y familias disfrutaron de la carrera solidaria por los jóvenes.
Deporte y Vida Saludable
El deporte es oportunidad: el caso de SPAL
SPAL es un club salesiano creado para los jóvenes más vulnerables. Este año hizo historia: alcanzó la máxima categoría del fútbol italiano.
Educación
Sistema preventivo: educar para sembrar oportunidad
Regar en cada joven las potencialidades que tiene y darle la oportunidad de conocerlas y expresarlas. Una fórmula educativa para cualquier ámbito.